La responsabilidad del gerente en Marruecos

4 febrero 2019 - Christian Steiner

El mayor riesgo para un director gerente extranjero es subestimar los desafíos lingüísticos y culturales. El país es moderno mientras mantiene sus ricas tradiciones. Por lo tanto, es necesario aportar un alto grado de flexibilidad, espontaneidad y creatividad, respetando al mismo tiempo el Derecho local. El país despierta sensaciones de “Oriente” y guarda muchas sorpresas, pero no es el Wild West. Por lo tanto, uno puede y debe asegurarse mediante contratos adecuados y tomar en serio los requisitos de la administración. Así, un gerente extranjero estará razonablemente bien armado contra demoras arbitrarias de la actividad empresarial en Marruecos

¿Quién puede ser el gerente (y quién no)? 

Marruecos no trata al empresario, al accionista o al gerenteextranjero de manera diferente al marroquí. El gerentepuede, pero no tiene que ser un accionista. No tiene por que ser marroquí ni residente en Marruecos. Como es habitual en otros lugares, el gerenteno puede ser impedido de ejercer su cargo como resultado de una insolvencia o de una condena penal. 

¿Existen ciertas funciones obligatorias que deben ser desempeñadas por un gerente además de la función de gerencia propiamente dicho o que no pueden ser desempeñadas por él o ella?  

No hay características especiales en cuanto a la organización de la gerencia en Marruecos. Si se nombran varios gerentes, serán responsables solidariamente. Las diferencias de opinión entre dos gerentes no tienen ningún efecto externo. Las restricciones estatutarias al poder de representación se aplican sólo en la relación interna y no pueden ser invocadas contra terceros que actúen de buena fe. La inscripción de poderes limitados en el Registro Mercantil no prueba por sí sola la mala fe del tercero. 

¿Cuáles son los deberes de la dirección?

Siguiendo la tradición jurídica francesa, el derecho de sociedades marroquí exige que el gerente actúe con cuidado, lealtad y de acuerdo con la ley. La norma de la diligencia debida es la diligencia habitual de un administrador prudente. El gerente es “leal” en sentido legal si evita los conflictos de intereses y los hace transparentes, trata la información confidencial de manera adecuada y maneja los datos de la empresa de manera apropiada. Está sujeto a una cláusula de no competencia y no puede concluir contratos consigo mismo en representación de la empresa.  

¿Qué posibilidades de control tienen los socios

Los socios pueden exigir información e inspeccionar los libros, y deben ser invitados a la junta general anual. Un auditor sólo es obligatorio para un volumen de negocios de 4,5 millones de euros anuales o más, pero puede ser nombrado a instancias de los socios, siempre que sean titulares de tres cuartas partes de las participaciones de la empresa. El tribunal también puede nombrar un auditor a petición del socio o los socios que posean al menos una cuarta parte de las participaciones. Las tres cuartas partes de las participaciones de la sociedad pueden utilizarse para despedir al gerente sin necesidad de causa, en cuyo caso éste podrá exigir una indemnización. Con causa, el gerente también puede ser destituido por el tribunal a petición de un socio. Por último, los socios también pueden formular preguntas por escrito al gerente y solicitar el nombramiento de un experto. 

¿Qué posibilidades de control tienen los socios

Los socios pueden exigir información e inspeccionar los libros, y deben ser invitados a la junta general anual. Un auditor sólo es obligatorio para un volumen de negocios de 4,5 millones de euros anuales o más, pero puede ser nombrado a instancias de los socios, siempre que sean titulares de tres cuartas partes de las participaciones de la empresa. El tribunal también puede nombrar un auditor a petición del socio o los socios que posean al menos una cuarta parte de las participaciones. Las tres cuartas partes de las participaciones de la sociedad pueden utilizarse para despedir al gerente sin necesidad de causa, en cuyo caso éste podrá exigir una indemnización. Con causa, el gerente también puede ser destituido por el tribunal a petición de un socio. Por último, los socios también pueden formular preguntas por escrito al gerente y solicitar el nombramiento de un experto. 

¿Bajo qué reglas son responsables los socios y el gerente?

En Marruecos también se aplican las normas comunes a la mayoría de las economías de mercado en cuanto a la responsabilidad de los socios y el gerente. La de los socios se limita básicamente al aporte del capital social, pero también puede verse afectado su patrimonio privado, especialmente en la fase de la constitución de la empresa y en lo que respecta a los aportes de capital y el pago de dividendos. Los tribunales de Marruecos se han profesionalizado y miran cada vez con más atención las actividades de los socios en el período previo a una insolvencia.  El gerente es responsable de las infracciones de la ley, de los estatutos y de las normas de gestión empresarial. La ley prohíbe la exclusión de una actio pro socio o su sometimiento a una resolución de la asamblea general, pero no excluye otras limitaciones voluntarias de responsabilidad en la relación interna. Esas limitaciones de la responsabilidad en la relación interna no se afectan a terceros.  La responsabilidad penal, en cambio, todavía no desempeña un papel importante en la práctica. Sin embargo, las leyes pertinentes prevén toda una serie de faltas graves de gestión, tanto para proteger a terceros como para proteger a los socios minoritarios y a la junta general. Se trata de delitos penales generales como el fraude, la malversación, la falsificación y la quiebra, así como las infracciones en la fase de la constitución (en particular en lo que respecta al capital social y la publicidad) y las operaciones comerciales (dividendos ficticios, falsificación de balances, apropiación indebida de activos de la empresa) y los incumplimientos de obligaciones en relación a la junta general (información insuficiente, incumplimiento de plazos o de las obligaciones protocolarias).  

Bases legales 

El derecho de sociedades marroquí se rige esencialmente por el Código de Obligaciones y Contratos (Dahir du 9 ramadán 1331 [12 août 1913]), el Código de Comercio (Ley No 15/1995, modificada por la Ley No 20/2005), la  Ley sobre las sociedades anónimas (Ley n° 17-95) y la Ley n° 5/1996 sobre otras sociedades comerciales, modificada por la Ley n° 24/2010. Las Leyes 20/2019 y 21/2019 han introducido enmiendas a la  Ley sobre las sociedades anónimas y la  Ley n° 17-95, respectivamente

Print Friendly, PDF & Email